El registro de la marca y del nombre comercial es un trámite al alcance de cualquier persona y con un coste económico asequible (desde 123 euros). Sin embargo, muchos emprendedores ignoran esta posibilidad y pueden enfrentarse a problemas en el futuro.

 
Formulario OEPM_dest
 
De igual modo que muchos nuevos negocios no dedican mucha atención, preocupación ni recursos a la creación de su nombre comercial ni a su logotipo, suelen descuidar su registro y quedan a expensas de que alguien les usurpe la titularidad de los mismos a la que adivinen una oportunidad de ganar dinero con ello. Teniendo en cuenta lo que cuesta registrar una marca, es un riesgo que ningún emprendedor debería correr.
 

Si tu marca te llena de orgullo, ¿por qué no la proteges?

 
Registrar tu marca significa protegerla de la aparición de otras idénticas que entren en conflicto con la tuya y generen confusión. Si tienes tu marca registrada para una actividad en un territorio, la oficina de patentes y marcas te notificará cualquier nueva solicitud de marca que realice otra empresa si existe ese peligro de coincidencia. Así, puedes responder de forma privilegiada oponiéndote a que esa solicitud siga adelante. Porque aquí, quien registra primero es quien tiene prioridad. ¡Ojo! Para bien y para mal: si alguien registra tu marca antes que tú, tendrás un serio problema.
 

¿Cómo se registra? ¿Para cuánto tiempo?

 
Lo más habitual para empresas que empiezan y que concentran su actividad en España es registrarla marca en el propio país, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Adicionalmente, sobre todo si somos una empresa exportadora, interesa realizar el registro en aquellos otros países donde también actuaremos. Si nuestro ámbito de negocio es Europa, seguramente nos interesará hacer el registro directamente en la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), que viene a ser la OEPM a nivel europeo.
 
En ambos casos, una vez registrada tu marca, la protección se extiende a 10 años, renovable sucesivamente por otros 10 sin límite.
 
El procedimiento se puede hacer de forma presencial o electrónica. Esto condiciona las tasas, que son algo más elevadas en el primer caso que en el segundo.
 
A la hora de registrar una marca, se vincula ésta a al menos una clase de actividad económica, para garantizar que esa marca es única en esa actividad y protegerla. Se puede registrar una marca en cuantas clases económicas se desee (hasta el máximo de las 45 clases existentes) y así ampliar la protección para todo nuestro portfolio de negocio.
 

¿Qué cuesta?

 

En la OEPM
OEPM

Sede de la OEPM en Paseo de la Castellana, Madrid.

 
La tasa de registro de una marca en la OEPM para una sola clase económica es de 144,58 € si el trámite se hace presencialmente, y de 122.89 € si se hace a través de la web. Si se quiere incluir más de una clase, las tasas son de 93,66 € en la modalidad presencial y de 79,61 € en la modalidad online por cada clase adicional a la primera.
 
Así, por ejemplo, si queremos registrar la marca en 3 actividades, nos costará entre [144,58 + 93,66 + 93,66 =] 331,90 € (presencialmente en una oficina) y [122,89 + 79,61 + 79,61 =] 282,11 € (por internet). A menudo, para reducir costes, se empieza registrando la marca en una única actividad, dejando para más adelante la posibilidad de ampliar su cobertura (si bien es un trámite sujeto a comprobación y disponibilidad para su realización, naturalmente).
 
La renovación de la marca es algo más cara: 167,39 € para la primera clase de forma presencial y 142,28 € por internet, y por cada clase adicional, 112,38 € (presencial) y 95,52 € (online).
 
Si quieres acceder al documento completo de tasas de la OEPM, pulsa aquí.
 
En la OAMI
OHIM_new_building_lr

Sede de la OAMI en La Haya.

 
A través de la oficina europea, el registro básico contempla hasta 3 clases por el mismo precio de 900 €, si se hace a través del formulario online (la página está disponible en castellano); existe la posibilidad de hacer el registro en papel, que entonces asciende a 1.050 €. Cada clase adicional a esas 3 supone un incremento de precio de 150 € (en ambas modalidades).
 

¿Me interesa más el registro en la OEPM o en la OAMI?

 

Consultamos a Coro Gutiérrez, Jefa del Servicio de Apoyo a la Empresa de la OEPM, cómo decidir entre registrar la marca sólo en España o directamente protegerla para toda Europa a través de la OAMI. “El registro a través de la OAMI protege tu marca en 27 países. Si vas a exportar y si tienes 900€, no te lo pienses: OAMI”. Por supuesto, a mayor número de países participantes en una solicitud, mayor el riesgo a encontrar una marca similar a la nuestra en uno de esos países y que por tanto pueda presentar oposición.
 

Contar con un agente de la Propiedad Intelectual

 
Si bien se puede hacer el registro de una marca y de un nombre comercial de forma individual, tanto presencialmente como vía internet, Coro Gutiérrez no lo duda: “es muy aconsejable contar con un agente de la Propiedad Intelectual que nos realice los trámites. Trabajan muy bien y te ahorran tiempo, como una gestoría que te resuelve la renovación del carnet de conducir”.
 
Desde Startcomm nos sumamos a la recomendación de la OEPM de contar con el apoyo y asesoramiento de un profesional de la Propiedad Intelectual, un perfil con el que contamos siempre a la hora de plantear un proceso de registro de marca o nombre comercial.
 
¿Y tú? ¿Ya tienes tu marca registrada?

 
Te puede interesar: Servicios de Imagen y Marca de Startcomm.

RSS

Suscríbete a El blog de Startcomm para no perderte ningún artículo

Comparte este artículo:
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *